Nuevo León: por segunda vez un Colosio fue “sacrificado” por Salinas para salvar al PRI

- Anuncio -

Este miércoles el presidente López Obrador lanzó una bola rápida desde la mañanera que salvo el PRI y el gobernador Samuel García, nadie acusó de recibo. De acuerdo con el mandatario su partido triunfó en Nuevo León, que tanto se ha resistido a Morena y que tanto amor le tiene a Carlos Salinas de Gortari, a cuya cúpula apapachó el expresidente.

“¿Ustedes creen que los mexicanos saben que ganó Morena en Nuevo León la senaduría y que, con todo respeto y mi afecto, que quedó en tercer lugar Luis Donaldo Colosio? En tercer lugar en Nuevo León”, dijo AMLO quien antes reprochó a los medios de comunicación que estén informando de manera parcial lo ocurrido en la jornada electoral del 2 de junio.

Hay varios niveles de lectura en tal declaración, si uno no es un fanático antiobradorista. La primera es la más obvia: como estratega electoral de la 4T, AMLO coloca a los ganadores neoleoneses de los escaños en el Senado (Waldo Fernández y Judith Díaz) como los suspirantes preferidos a la gubernatura que entregará García Sepúlveda en 2027, tres años que se irán en un abrir cerrar de ojos.

La segunda lectura quizá necesite de un poco más de atención. Según a quien se le pregunte, existe una explicación para el inesperado triunfo de Samuel García en 2021. En el PRI de Alito Moreno Cárdenas cundió la versión de que al tener la información de la caída en las preferencias de Clara Luz Flores por la polémica con el caso Nxivm, en Palacio Nacional decidieron frenar el ascenso del priista Adrián de la Garza -operador de Carlos Salinas- inflando a MC.

El gobernador Samuel García. Fuente: Cortesía
El gobernador Samuel García. Fuente: Cortesía

Los desastrosos resultados de Luis Donaldo Colosio para el Senado y de Mariana Rodríguez para la alcaldía de Monterrey podrían demostrar que el nuevo Nuevo León que Movimiento Ciudadano dice que fundó realmente nunca existió, y que con ayuda de AMLO se detuvo en esa elección al PRI, que ahora vuelve por sus fueros a la capital neoleonés con De la Garza.

El joven Samuel García siempre ha mantenido una posición de abierta negociación con el obradorismo que esté dispuesto a reconocer la fuerza de MC, en contraste con la postura cerrada del gobernador Enrique Alfaro (como lo demostró la campaña de Jorge Álvarez Máynez, displicente ante Xóchitl Gálvez y menos rijoso con Claudia Sheinbaum a la que llamaba “doctora”). Incluso el jaliciense calificó de “absurdo” a Máynez.

Como Alfaro, Colosio desafió a Samuel por consejo de su padrino político, Carlos Salinas, y traicionó a MC en Nuevo León dando entrada al priismo de Francisco Cienfuegos. La postura de García se ha radicalizado al grado de asegurar que “con el PRI ni a la esquina”, una actitud que no comparte Colosio ahora como senador plurinominal luego de su reprobado paso por la Alcaldía de Monterrey. Sólo Salinas aprueba y aconseja a Colosio este tipo de traiciones (inclusive el emecista llegó a pedirle a Máynez que declinara por Xóchitl), pese a que lo sacrificó -otra vez Salinas sacrificando a un Colosio- para salvar al PRI. ¡Qué curioso! Los Colosio no aprenden y siguen creyendo en los Salinas.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Luis Donaldo (@colosioriojas)

- Anuncio -spot_img
- Anuncio -

MÁS RECIENTE

- Anuncio -

NO DEJES DE LEER

- Anuncio -