spot_img

Un panorama NU-blado de la tecnología financiera en México

- Anuncio -

Hemos escuchado constantemente sobre los nuevos servicios financieros digitales en México que han llegado para promover la inclusión financiera y eliminar el estrés financiero en nuestra sociedad. Y hago alusión en el tema de mi título a un nuevo actor, Nu Bank[1], que se ha posicionado en la mente de los mexicanos y ha generado una narrativa de oportunidades e inspiración para lograr la inclusión financiera en México sin sucursales y a través de la tecnología, pero más allá de eso, es una empresa como la mayoría, que busca la rentabilidad y la utilidad a costa del poco conocimiento financiero existente en nuestro país.

Soy un ferviente promotor de la tecnología financiera y del impacto que puede tener en nuestras vidas, pero este caso en particular sólo se da en un sector minoritario y privilegiado, por lo que me dí a la tarea de contratar mi propio panorama NUblado y abrir mi “cajita” que me ofrece el 15% de interés  y me otorgó una línea de crédito por siete mil pesos con una tasa de interés del 68% más iva, en menos de 10 minutos

Esto nos lleva a una oportunidad única que a través de la tecnología podemos acceder a un servicio financiero en tiempo record, con pocos requisitos y con un conocimiento nulo en finanzas, o como me gusta decir, sin competencias financieras básicas; por eso visualizo un panorama NUblado de los servicios financieros digitales que se apalanca de mucha mercadotecnia y una narrativa de apoyo social para colocar su producto.

Ofrecer una cuenta con rendimientos del 15% o una tarjeta de crédito al 68% no cubre la necesidad real de inclusión financiera o la eliminación del estrés económico, de hecho, visualizo que éste producto es para alguien que ya está incluido en el sistema bancario, y que requiere otra opción de crédito porque no le ofrecen más en el mercado “formal” por su comportamiento económico en el pasado.

Al día de hoy y con la trayectoria del sistema financiero tradicional mexicano, no hemos tenido avances significativos en temas de inclusión[2], y ahora llegan nuevos actores NU-blados que buscan lograrlo con tecnología a través transparencia, confianza y claridad en una nueva era, pero que están buscando ser parte del sistema tradicional evolucionando a ser un banco.

Reconfigurar el sector financiero es una tarea compleja en nuestro país, y hoy tenemos alternativas a través de la tecnología, pero que están desembocando en lo mismo de siempre. La responsabilidad debe ser de varios actores, bancos, sociedad y gobierno. Un banco no puede ofrecer una tarjeta de crédito con mínimos requisitos, la sociedad debe ser consciente de sus límites de endeudamiento y el gobierno debe establecer políticas públicas que apoyen a tomar mejores decisiones económicas.

La inclusión parte de una planificación de objetivos a corto, mediano y largo plazo para construir y optimizar un patrimonio que permita alcanzar la independencia financiera. El primer paso es que individuos y familias elaboren un presupuesto que contemple —con base en sus ingresos— un plan de ahorro para la creación, gestión y crecimiento de las inversiones, asegurar los bienes y la educación de los hijos. Contar con una asesoría fiscal, planificación para la jubilación y establecer una estrategia sucesoria[3].

No debemos confundir una inclusión financiera que nos ponga en control de nuestras vidas eliminando el estrés bancario con una empresa de tecnología financiera NUblada que utilice frases de moda y nos venda más de lo mismo con una diferente narrativa. El riesgo es caer en la trampa de un banco que detrás de su modernidad esconde el “Elektra[4]” para los jóvenes profesionistas urbanos desatendidos por la anquilosada banca tradicional de México, en lugar de que asuman las duras decisiones que implica ajustar el tren de vida hoy para alcanzar la independencia financiera y sostenerla por el resto de la vida.

[1] Nu nació en 2013 con la misión de combatir la complejidad para empoderar a las personas en su vida diaria reinventando los servicios financieros.

[2] Inclusión Financiera 2023

[3] Liliana Olivares, Fundadora y CEO de Adulting.MX, una empresa de Asesoría Financiera para jóvenes, nos dice en sus propias palabras: Si bien no todos tuvimos el mejor ejemplo de cómo organizar nuestra economía o de cómo explotar al máximo nuestros recursos, eso no significa que no podamos aprenderlo nosotros mismos. Nadie quiere saber de los impuestos, seguros, deudas o intereses, pero existen y están ahí, así que mejor hagámosle frente.

[4] CIUDADANO DE A PIE/ Los pobres, los impuestos y Grupo Elektra

- Anuncio -spot_img
- Anuncio -

MÁS RECIENTE

- Anuncio -

NO DEJES DE LEER

- Anuncio -